Seleccionar página

Soluciones frente la congestión del tráfico en una Smart City

por | Jul 27, 2021 | Smart City | 1 Comentario

Como ya hemos visto anteriormente al hablar de Smart Cities, uno de los principales problemas que afecta a las ciudades del futuro es la movilidad. El incremento constante de ciudadanos hace que cada vez sea más costoso desplazarse a través de ellas. Sin embargo, no significa que sea imposible encontrar soluciones. Por ello, hoy vamos a centrarnos a abordar el problema de la congestión,  sus principales causas, y las soluciones para hacer frente a la congestión del tráfico ofrecen las Smart Cities.

¿Qué es la congestión?

Como definición, la congestión se refiere a la obstrucción o entorpecimiento de la circulación del tráfico. Es decir, muchos vehículos circulando de manera lenta e irregular. En nuestra sociedad, este problema cada vez se manifiesta en una mayor cantidad de hábitos y de manera más severa. Además, afecta tanto a países industrializados como a los que no lo están. Cuando hablamos o pensamos en transporte, podemos hacer una división principal en dos partes: los vehículos de propiedad privada y los sistemas de transporte público. El automóvil ha transformado las ciudades y la manera en que vivimos. Sin embargo, a medida que la urbanización y la población aumenta, el tráfico por carretera se ha convertido en un gran problema en ciudades de todo el mundo.

¿Cuáles son las causas de la congestión?

Aunque al inicio hemos mencionado el aumento de población y urbanización como principal causa de la congestión, estos no son los únicos causantes. Claramente, si lo único que aumentase fuesen el número de personas y no se relacionase con su capacidad para adquirir vehículos, este problema no surgiría. Como podemos entender, el problema esta, principalmente creado por los automóviles de uso privado. Sin embargo, tanto estos como los transportes del sistema público son los que sufren las consecuencias.

Principales causas de la congestión del tráfico

  • El aumento de población acompañado de la reducción de personas por hogar, que conlleva un mayor número de vehículos privados por familia.
  • La facilidad creciente del acceso a automóviles. Esto se debe al aumento de poder adquisitivo de las clases socioeconómicas de medianos ingresos.
  • La relativa bajada de los precios de venta. Cada vez son más las casas automovilísticas que sacan al mercado automóviles “low cost” para aquellos que no pueden permitirse pagar precios elevados por la adquisición de un transporte.
  • La mayor oferta de automóviles reutilizados, también para aquellas personas con menor poder adquisitivo. Estos son principalmente aprovechados tanto por personas de menor clase socioeconómica, como por jóvenes que comienzan a conducir y quieren disponer de su propio vehículo.
  • El mayor número de distracciones y estímulos externos cuando vamos al volante.
  • El uso del transporte en muchos casos es “obligado”, es decir, no se hace uso de los automóviles por el simple gusto de desplazarse, sino por causas de fuerza mayor como acudir al trabajo, estudios, compras, …
  • Existen puntos muy marcados en los cuales se concentran muchos viajes, ya sea por, como hemos dicho antes obligación (las horas de ir a trabajar o estudiar) o bien por querer aprovechar las horas buenas del día para realizar actividades.
  • Las opciones de transporte que presentan las características más apetecibles (comodidad, facilidad, seguridad, confiabilidad, autonomía, etc.) suelen ser las que ocupan un mayor espacio vial por pasajero y provocan una mayor contaminación (ejemplo de los automóviles).

Soluciones de la congestión del tráfico en las Smart Cities

Una de las principales ideas que se viene a la cabeza cuando hablamos de reducir la congestión sería la acción de construir más carreteras. Sin embargo, esto sólo traería más congestión ya que los usuarios no tendrían los medios para utilizarlas de manera eficiente. Otra de las alternativas principales es el uso de aplicaciones que permitan a estos conocer el estado de las carreteras. Esta, por una parte puede ser útil como medida complementaria, sin embargo, dejar toda la responsabilidad a cargo de los ciudadanos conllevaría nuevamente un aumento de la congestión en las ciudades, aumentando la congestión de las calles secundarias y empeorando el tráfico. Además, ya que nos paramos a tratar de solventar esta actual dificultad, debemos aprovechar y no sólo centrarnos en el hecho de facilitar la vida a los pasajeros haciendo las calles más transitables. Debemos tener también en cuenta otros factores perjudicados secundariamente como ocurre con el medioambiente. Por mucho que consigamos crear sistemas en los que el tráfico no entorpezca la vida de los ciudadanos, la contaminación causada por el inmenso número de automóviles sigue existiendo, siendo un problema mayor que la propia congestión a largo plazo. Es por esto, que se ha tenido que ir más allá a la hora de buscar soluciones a este problema, y es aquí donde encontramos la solución ofrecida por las Smart Cities: la movilidad inteligente.

Movilidad inteligente o Smart Mobility

La movilidad inteligente, es una nueva y revolucionaria manera de pensar cómo nos movemos. Una manera más limpia, más segura y más eficiente. Entre las soluciones para acabar con la congestión del tráfico, se incluye una amplia variedad de nuevas alternativas de transporte: monopatines eléctricos, bicicletas (regulares, eléctricas o plegables), autobuses, trenes subterráneos, trenes ligeros, taxis, vehículos autónomos, etc. Una de las alternativas en auge actualmente está siendo la de compartir vehículo con otros ciudadanos, ya sea siendo propietario o pasajero. Sin embargo, el concepto de Smart Mobility va mucho más allá de las formas alternativas de transporte, aunque puede resumirse en los siguientes principios:
  • Flexibilidad. Al haber una gran diversidad de modos de transporte, los usuarios pueden elegir cuál les viene mejor en función de sus necesidades.
  • Eficiencia. Se trata de que el viajero llegue a su destino en el menor tiempo posible y con el mínimo número de interrupciones.
  • Integración. Todo el recorrido está planeado de punta a punta, sin importar que medio de transporte se use.
  • Tecnología limpia. Cada vez se van dejando más y más de lado los transportes contaminantes para sustituirlos por aquellos de cero emisión.
  • Seguridad. Las fatalidades, lesiones y accidentes se reducen drásticamente al existir un mayor control.
  • Accesibilidad. Este nuevo método de vida debe ser asequible para todos los ciudadanos, sin existir jerarquías.
  • Beneficio social. Una de las razones de ser de la movilidad inteligente es la de proporcionar el bienestar general y una mejora en la calidad de vida de todos.

¿Cómo implementar este sistema en tu ciudad?

Una de las principales y más efectivas maneras de dar el paso hacia este sistema de transporte es mediante la recopilación de datos. De esta manera, se pueden identificar y abordar temas de seguridad antes de que se conviertan en problemas. Estos temas pueden ir desde la identificación de puntos de colisión en las calles de la ciudad, hasta la detección de posibles problemas de señalización. Como hemos dicho, no se trata de crear más carreteras y esperar a que se solucione el problema, sino de buscar otras alternativas. Además de la recopilación de datos como base, se pueden utilizar iniciativas en las que se impulse la movilización de los ciudadanos en transporte público, bicicletas, a propio pie, etc. Incluso se pueden utilizar técnicas de recompensa para aquellos que abanderen estas iniciativas. Por otro lado, también existen opciones más innovadoras para establecer soluciones frente a la congestión del tráfico. El uso de redes de sensores que se sitúan en diferentes puntos estratégicos de la ciudad y ayudan a los usuarios a evitar las calles congestionadas, o los datos agregados que proporcionan información valiosa a los organismos de las ciudades.

Soluciones frente a la congestión del tráfico: Sistemas inteligentes de transporte

Además, existe un concepto bastante nuevo, los sistemas inteligentes de transporte. Consisten en soluciones tecnológicas que permiten conectar diferentes tipos de vehículos a internet obteniendo datos de los mismos. De esta manera, se consigue contribuir a problemas como la congestión del tráfico, el alto consumo de combustible, o las emisiones de CO2 emitidas por los vehículos. Estos sistemas tienen como objetivo primordial aumentar la seguridad y eficiencia de la movilidad terrestre. Algunos ejemplos son la comunicación “Vehicle to Vehicle” y “Vehicle to Infraestructure”; la captura y gestión de datos en real-time; el uso de aplicaciones dinámicas para la movilidad; la gestión del tiempo en la carretera; o la síntesis de información en tiempo real.

¿Conoces alguna Smart City que ya haya aplicado un sistema Smart Mobility?

Comenta y comparte esta nueva entrada. Y recuerda que si tienes alguna duda, puedes contactarnos directamente o suscribirte a nuestra newsletter para estar al tanto de los avances en el mundo de la tecnología.

1 Comentario

  1. José Yesid Devia Tafur

    Excelente articulo

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Conoce conceptos clave de la era digital en nuestro HUB

Descarga nuestro ebook con todo lo que necesitas saber sobre Smart Cities.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe las últimas noticias sobre innovación y nuevas tecnologías y mantente al día de los avances más destacados

Cesión de datos

Calle Factores 2, 41015 Seville

Phone: +34 618 72 13 58

Email: info@secmotic.com

MENU